La titularidad de los bienes es tan importante como el testamento o el fideicomiso

Si piensa que la planificación patrimonial es simplemente la creación de un testamento o fideicomiso, se está perdiendo una gran parte de la información, y podría tener activos que no fluyan de acuerdo con el plan que ha establecido en su testamento o fideicomiso. La forma en que titula sus bienes y a quién nombra como beneficiarios es tan importante como su testamento o fideicomiso.

Algunos bienes, en función de cómo estén titulados o de quién sea el beneficiario nombrado, fluirán fuera de su testamento o fideicomiso. Por ejemplo, si nombra a un beneficiario en su seguro de vida, ese dinero fluye hacia el beneficiario nombrado, no de acuerdo con su testamento o fideicomiso (a menos que haya nombrado a su patrimonio o fideicomiso como beneficiario).

Además, los bienes inmuebles de propiedad conjunta suelen pasar al copropietario superviviente, y no según su testamento o fideicomiso. Sin embargo, el hecho de que dos personas posean juntas un bien inmueble no significa que la propiedad pase automáticamente al superviviente. Es necesario incluir un texto en la escritura que transmita ese inmueble a ambas personas como "copropietarios con derechos de supervivencia".

Por lo tanto, no sólo es importante hablar con su abogado de planificación patrimonial sobre su testamento y fideicomiso, sino que también debería discutir la titularidad de sus bienes y los beneficiarios que ha nombrado en sus seguros de vida y cuentas de jubilación. Si no lo hace, corre el riesgo de crear un legado que no se cumpla.

Comparte esto

es_MXEspañol